Ranch Texas, De finca a parque temático

Su amor por los caballos y el viejo oeste americano se conjugaron para transformar una finca en un parque temático en el que los niños son los protagonistas. Aún no cumplen el primer año de existencia, pero es un referente para aquellas personas que quieran disfrutar de un día en el que puedan interactuar con equinos, con animales de granja y hasta de pasar un tiempo en la piscina.

Su amor por los caballos y el viejo oeste americano se conjugaron para transformar una finca en un parque temático en el que los niños son los protagonistas. Aún no cumplen el primer año de existencia, pero es un referente para aquellas personas que quieran disfrutar de un día en el que puedan interactuar con equinos, con animales de granja y hasta de pasar un tiempo en la piscina.

Ranch Texas cuenta con una extensión de 22 hectáreas, de las cuales 8 están abiertas al público, es decir que el parque temático está en continuo crecimiento y renovación para brindarle a los asistentes una experiencia completa en la que pueden adentrarse a un mundo diferente al que están acostumbrados en su rutina diaria.

“Nosotros iniciamos oficialmente el 3 de marzo de 2018. A mí me gustan mucho los caballos y tenía animales en recuperación como persona natural; entonces en una ocasión decidí poner a disposición la finca ‘Los Abuelos’ para abrir dos restaurantes y 3 kioskos al aire libre. La idea inicial era tener un enfoque de un restaurante ecuestre, pero ha venido creciendo con el pasar del tiempo”, comentó Iván Reátiga, dueño de Ranch Texas.

 

Los servicios

Con la intención de que los visitantes se desconecten de la tecnología, Ranch Texas presenta diferentes servicios en escenarios dispuestos para que tengan un contacto con la naturaleza, pero como si estuvieran en la comodidad de su casa.

“Al principio solo teníamos cabras, conejos y caballos (4 minihorses y 3 caballos criollos colombianos). Ahora hemos crecido: tenemos 4 kioscos, 9 salones de restaurantes, 4 cocinas,  3 chefs profesionales y hace tres meses construimos una granja.

Antes hacíamos exhibiciones con los caballos y ahora tenemos un show; contamos con 4 jinetes encargado de entrenar a los caballos.  Además tenemos una zona de agua con 3 piscinas y 1 lago artificial”, dijo el creador de todo este concepto.

Los asistentes a este lugar también pueden alquilar los caballos y los mini horses para pasear, darle de comer a los animales de la granja, pasear en los karts areneros, alquilar carritos para que los niños paseen, los niños pueden hacer buceo infantil, las personas pueden celebrar sus cumpleaños y llevar a sus mascotas ya que este sitio es ‘petfriendly’.

 

El crecimiento

El sueño ha abierto sus alas y volado por cuenta propia. Es por eso que Ranch Texas tiene planes de seguir creciendo, de consolidarse en el gusto de la gente y de continuar creando espacios para el disfrute de toda la familia.

“Queremos tener lista la piscina de adultos en un mes, además estamos construyendo la zona kids, en donde los pequeños pondrán a prueba sus destrezas con carpas e inflables”, nos contó el dueño del establecimiento.

 

Animales rescatados

En Ranch Texas, además de encontrar caballos y animales de granja, podemos apreciar monos, pavo, tigrillo, ocelote, guacamayas, loros, faisanes y varias especies de peces, animales que fueron rescatados por la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA).

“Estos animales han sido rescatados por parte de la CRA porque los tenían como mascotas o por el tráfico ilegal. Cuando llegan a Ranch los rehabilitamos y coordinamos con ellos su liberación, aunque hay ocasiones en las que los animales no pueden ser liberados porque están muy acostumbrados a estar con los humanos y correrían peligro si los dejamos en su hábitat natural”, comentó Reátiga.

 

Los turistas

La mayoría de los visitantes provienen de Barranquilla y Cartagena, pero Ranch Texas ha trascendido las fronteras y no solo recibe público costeño, sino también provenientes de otros países.

“Hemos tenido la visita de irlandeses, así como de otros extranjeros que nos sigues en nuestra cuenta de Instagram (@ranchtexas). En una ocasión vino alguien de Texas y le encantó porque decía que somos muy fieles a su cultura”, comentó el propietario de este parque.

 

El nombre

Ranch Texas fue bautizado de esta manera porque es un sueño hecho realidad de la infancia de su propietario. Él es amante de la historia de los vaqueros y del lejano oeste y ahora quiso compartir su visión con el mundo.

 

¿Cómo llegar?

El parque temático se encuentra en el municipio de Baranoa, Atlántico, en la vía que conduce de Barranquilla a Cartagena, a 20 metros del puente de la Circunvalar y a 300 metros del peaje.

 

 

 
El chocolate es bastante malo para los animales ya que contiene sustancias tóxicas para su cuerpo. En general, los episodios de intoxicación suelen ocurrir por ingesta accidental o por suministro directo de propietarios que ignoran la lista de alimentos y sustancias que pueden tener consecuencias adversas en los animales de compañía. 
 
El componente del chocolate al que los perros y gatos resultan extremadamente sensibles se llama teobromina, un tipo de sustancia que tiene efecto estimulante del sistema nervioso central y cardiovascular. 
 
Los humanos tenemos un rápido metabolismo de esta sustancia; sin embargo, los perros tienen un metabolismo bastante lento del compuesto, lo cual ocasiona que se acumule en el organismo hasta alcanzar niveles tóxicos.
 
Los signos pueden notarse entre las seis a doce horas después del consumo, dado que la teobromina se absorbe fácilmente por vía oral. Pueden variar de acuerdo con la dosis consumida, el peso del animal y el tipo de chocolate presente en la chocolatina. 
 
A dosis bajas se puede observar agitación, hiperactividad y problemas gastrointestinales como vómito y diarrea; Sin embargo, a dosis mayores el riesgo de problemas cardiovasculares se incrementa. También puede ocasionar convulsiones y edema pulmonar, que en conjunto podría llevar a la muerte del animal. 

Si la ingestión se detecta a tiempo, se acude de manera rápida al médico veterinario y se hace un tratamiento eficiente el paciente se puede recuperar. Por lo tanto,  ante el riesgo y sospecha de consumo de chocolate por parte de su mascota no dude en llamar o acudir al médico veterinario: ¡Ante las intoxicaciones el tiempo es oro!

Vía el tiempo.

 
Tags:
Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe