BARF, una alternativa saludable ¿Qué puede comer mi mascota?

La tendencia de ‘comer sano’ también ha llegado a la vida de nuestras mascotas, gracias a dietas naturales que buscan mayores beneficios para su salud.

Los concentrados se han convertido en una buena y práctica opción para alimentar a perros y gatos. Pero tal como ocurre con los seres humanos, la tendencia de ‘comer sano’ en las mascotas crece día a día ante sus evidentes beneficios para su salud.

Seguramente has escuchado sobre las dietas BARF (siglas de Biologically Appropriate Raw Food - Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados), que se basan en la mezcla de carnes crudas, vegetales, frutas y hueso, con el fin de imitar de forma natural lo que nuestras mascotas podrían encontrar si vivieran en la naturaleza. Este método alimenticio -retomado y popularizado por el veterinario australiano Ian Billinghurst- busca optimizar la salud de perros y gatos, extender su esperanza de vida y optimizar su capacidad reproductiva. El resultado, aseguran sus adeptos, es una mascota libre de alergias, problemas digestivos, y llena de vida.

Si bien dietas BARF hay de muchos tipos y podemos prepararlas en casa, requiere de dedicación y cuidado para lograr una mezcla ideal y en una cantidad exacta de acuerdo al tamaño y actividad de cada mascota.

 

‘CANITO’, BARF PARA EL CARIBE

Emprendimientos como Canito Natural Pet Food, permiten comprar una receta BARF ya preparada, refrigerada y en porciones, haciéndonos más práctico el alimentar sanamente a nuestra mascota. La revista petLovers Caribe conversó con los creadores de esta iniciativa que desde Barranquilla busca incentivar la comida natural para las mascotas de nuestra región.

“Visitamos a unos familiares en Cali que se dedican a rescatar perros de la calle, y vimos asombrados cómo alimentándolos con dieta BARF pasaban de estar prácticamente desahuciados, a recuperarse rápidamente y tener una mejor calidad de vida. Eso nos animó a crear una receta BARF propia, basada en una mezcla balanceada de proteína animal cruda (carne, pollo o pescado), verduras, fibra y aceite de oliva, cumpliendo todos los estándares de calidad y que facilitara a las personas el servir el alimento en porciones de acuerdo al peso y tamaño de su mascota”, explicaron Carolina Pérez Barona y Carlos Navarro Gaviria, fundadores de ‘Canito’.

Si bien esta pareja de esposos son amantes de las mascotas desde niños, ha sido su emprendimiento Canito Natural Pet Food el que los ha llevado a entregar gran parte de su vida al cuidado de los animales. “Aunque somos ingenieros industriales de profesión, entrar al mundo de las mascotas ha sido una experiencia enriquecedora y nos ha cambiado la vida a nivel familiar. Nuestros hijos Martín y Monserrat nos acompañan y comparten esta pasión, de hecho fue el niño quien dio el nombre a la ‘Canitoleta’, nuestra paleta BARF, un snack que encanta a perros y gatos”, nos relataron orgullosos Carolina y Carlos.

 

MEJOR CALIDAD DE VIDA

“El reto más fuerte ha sido el educar a las personas, ya que hay muchos mitos alrededor de la alimentación de las mascotas. Suena duro, pero los perros y gatos pueden comer solo basura y vivir así, pero su calidad de vida va ser muy pobre, se presentarán enfermedades degenerativas y seguramente no vivirán mucho tiempo. Con una alimentación natural, sin aditivos ni conservantes químicos, van a estar más sanos, con una piel y pelaje sin problemas, sin alergias y con menor posibilidad de tener cáncer”, resaltó Carlos Navarro.

Aseguran que el cambio más fuerte al adoptar una alimentación sana es para el tenedor de la mascota, ya que la comida BARF requiere ser refrigerarla y descongelarla cada vez que se va a servir, y desechar lo que puede sobrar. “Pero los beneficios valen la pena, a los perros o gatos les fascina lo natural, es lo que desde siempre han comido; lo más gratificante es ver cómo cambia la vida de los animales y la alegría de sus tenedores al ver a sus mascotas más saludables”.

Ambos coinciden en que la clave del éxito de su emprendimiento ha sido el poder integrar un equipo de trabajo comprometido (veterinarios, nutricionistas, personal de planta y administrativo) que aportan su conocimiento, experiencia y calidez humana. “Emprender en Colombia no es una tarea fácil por la gran cantidad de procesos a cumplir, pero logramos tener todas las exigencias de calidad e idoneidad para comercializar nuestros productos, por ejemplo, garantizar la cadena de frío y tener proveedores certificados; no es un empaque lo que vendemos”, puntualizó Carolina Pérez.

 

"El nombre ‘Canito’ es un homenaje al papá de Carlos, quien así llamaba a su hijo cuando era niño, basado en la caricatura ‘Canuto y Canito"

 

 
El chocolate es bastante malo para los animales ya que contiene sustancias tóxicas para su cuerpo. En general, los episodios de intoxicación suelen ocurrir por ingesta accidental o por suministro directo de propietarios que ignoran la lista de alimentos y sustancias que pueden tener consecuencias adversas en los animales de compañía. 
 
El componente del chocolate al que los perros y gatos resultan extremadamente sensibles se llama teobromina, un tipo de sustancia que tiene efecto estimulante del sistema nervioso central y cardiovascular. 
 
Los humanos tenemos un rápido metabolismo de esta sustancia; sin embargo, los perros tienen un metabolismo bastante lento del compuesto, lo cual ocasiona que se acumule en el organismo hasta alcanzar niveles tóxicos.
 
Los signos pueden notarse entre las seis a doce horas después del consumo, dado que la teobromina se absorbe fácilmente por vía oral. Pueden variar de acuerdo con la dosis consumida, el peso del animal y el tipo de chocolate presente en la chocolatina. 
 
A dosis bajas se puede observar agitación, hiperactividad y problemas gastrointestinales como vómito y diarrea; Sin embargo, a dosis mayores el riesgo de problemas cardiovasculares se incrementa. También puede ocasionar convulsiones y edema pulmonar, que en conjunto podría llevar a la muerte del animal. 

Si la ingestión se detecta a tiempo, se acude de manera rápida al médico veterinario y se hace un tratamiento eficiente el paciente se puede recuperar. Por lo tanto,  ante el riesgo y sospecha de consumo de chocolate por parte de su mascota no dude en llamar o acudir al médico veterinario: ¡Ante las intoxicaciones el tiempo es oro!

Vía el tiempo.

 
Tags:
Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe