‘Champa’, un compañero muy especial

La familia conformada por Lilia, Cristian y su hija Mariana han disfrutado tanto la experiencia con su Maine Coon que han pensado en tener más gatos.

Su primera experiencia en pareja con un minino como mascota ha sido de su total agrado. Aunque Cristian Rodríguez ya había tenido hace años una gata criolla llamada ‘Teresa’; él y su esposa Lilia Del Toro solo habían compartido con dos perros Shih tzu antes de casarse, pero luego decidieron hacer un cambio y dejaron entrar en su vida a un felino que los conquistó desde el primer momento en que llegó a sus vidas.

“Con el tiempo uno de los perritos se murió por viejito y el otro se quedó en casa de los padres de Cristian. Luego decidimos crear un cat shop, un sitio exclusivo para gatos que se llama ‘Lindo gatito’ y queríamos una mascota que fuera el anfitrión de ese lugar. Al principio Cristian quería un Bengalí, pero cuando empezamos a mirar por internet al Maine Coon nos decidimos por esta raza”, comentó Lilia, quien trabaja junto a su esposo en Santa Marta en la veterinaria San Francisco.

 

El encuentro

Después de haber escogido a la raza que querían que fuera parte de su hogar, siguieron investigando y les recomendaron un criadero en Bogotá. Se pusieron en contacto con el lugar e hicieron todas las diligencias para que ‘Champa’ estuviera pronto con ellos.

“Viajamos a Bogotá a un seminario y quedamos en encontrarnos con los del criadero. Nos llevaron a ‘Champa’ al hotel con su carpeta (documentos, certificados y vacunas) y nos lo trajimos nosotros mismos. Tenía cuatro meses en ese momento, en el vuelo se portó muy bien y se acopló muy bien con nuestra hija Mariana”, contó Lilia, quien es jefe de talento humano de la veterinaria.

Los del criadero le habían dicho a la pareja que la raza Maine Coon se adaptaba y llevaba muy bien con los niños ya que es muy cariñosa con ellos, lo que comprobarían con el pasar del tiempo.

 

Buena experiencia

‘Champa’ ya cumplió un año con esta familia y estos doce meses han estado llenos de mucho aprendizaje, de cambios y ante todo de mucho amor familiar.

“Le pusimos ‘Champa’ por dos razones: porque hace referencia al color de la champaña y también por el nombre de un personaje de la serie ‘Dragon Ball Super’, que es un dios de la destrucción que está inspirado en un gato”.

“Nunca hemos tenido inconvenientes con él ni tampoco se ha portado mal con Mariana, nuestra hija; ellos se han entendido completamente. Nos ha ido tan bien con él que hemos pensado en tener otro gato para que le haga compañía, pero no hemos decidido si de la misma raza o adoptar un criollo, ni tampoco tenemos preferencia porque sea macho o hembra”. 

 

Su comportamiento

De las cosas que más le agradan a esta pareja es que ‘Champa’ es muy independiente, aseado, tranquilo, juguetón y no molesta.

“Él come tres veces al día. Los primeros meses comía concentrado (carne cruda con algunos vegetales) para mantenerle su cabello y evitar problemas digestivos. Duerme bastante, lo saco a pasear al local donde llama mucho la atención y todos quieren una foto con él. Duerme con nosotros, aunque hay ocasiones en que el aire acondicionado le molesta y prefiere salir del cuarto”, narra su dueña.

El buen comportamiento de ‘Champa’ también se refleja cuando lo llevan a bañar, cada 15 ó 20 días, y aprovechan para peinarlo y cortarle las uñas.

Lilia y Cristian le tienen dos gimnasios a ‘Champa’, uno en su casa y otro en el negocio, donde juega, rasga y se tira por un túnel.

“También tiene varios juguetes con los que le encanta jugar. Le hemos comprado pelotas, sonajeros, pero con el que más juega es con las varitas con plumas, es lo que más le llama la atención”, asegura Lilia.

Tags:
Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co