‘Alana’ y ‘Luna’ los amorosos Balinés de Dominique

Esta arquitecta barranquillera vive muy orgullosa de sus dos hermosos gatos que, a pesar de ser tan diferentes, son el complemente perfecto para su familia.

El ejemplo de amor hacia las mascotas dado por su familia desde pequeña, fue su mejor legado. Es por eso que no fue raro que ‘Tito’ llegara al hogar de la barranquillera Dominique Abuchaibe, luego de que ella lo rescatara en un parqueadero en julio de 2007. Pero este minino no estaría solo porque siete años después, en noviembre de 2014, llegaría un sorpresa inesperada que cambiaría las cosas. ‘Alana’, una preciosa gatita de raza Balinés, llegó a la casa.

“Ella fue un regalo que le hizo una amiga a mi hijo y desde el primer momento se ganó mi corazón”, expresa con orgullo la arquitecta, quien no solo cuenta con una gata Balinés sino con dos.

 

Se creció la familia

No pasaría mucho tiempo antes de que la familia volviera a crecer. Natalia, hija de Dominique, había planeado irse a estudiar al exterior y pensó que sería buena idea tener una compañera como ‘Alana’, pues también se enamoró de la raza.

“Queríamos otra gata Balinés y la encargamos en el mismo lugar de donde vino a ‘Alana’. Natalia dijo que se la llevaría luego de que estuviera organizada, pero eso se pospuso en varias ocasiones y finalmente decidí que se quedara en casa”, comenta Dominique.

 

Complemento perfecto

Aunque Dominique quiere por igual a sus mininas, ‘Alana’ y ‘Luna’, cuando habla de ellas asegura que son tan diferentes que se complementan creando una perfecta armonía en todo el hogar.

“Ella son muy diferentes entre sí. ‘Alana’ es independiente, siempre parece mirarte como ‘por encima del hombro’ y no se mueve ni por el plato de comida, pero ‘Luna’ es todo lo contrario, es muy sociable, juega mucho con ‘Tito’, es muy consentida y muy glotona, le gusta dormir y bañarse conmigo, a ella solo le falta hablar (risas)”.

 

Amor felino

Dominique eligió a los gatos como mascotas porque se siente identificada con ellos. Además de ser su compañía,  se parecen en el carácter: son libres, observadores, curiosos, tenaces, independientes y carismáticos como ella; dan amor en todo momento y en  sus  miradas hay un toque de magia que la enamoran cada día más.

“Los gatos son seres sintientes, merecen respeto y amor; ellos entienden, sufren y, aunque las personas no los comprendan, son seres bellísimos e inteligentes que nos enseñan con su comportamiento a los humanos. Por eso me identifico totalmente con ellos”, cuenta la arquitecta.

 

Un sueño

Dominique a veces sueña en grande; si por ella fuera, tendría la casa llena de gatos, pero tiene claro que es algo que no es posible. Pero también tiene un sueño mucho más real por el que trabaja a diario con el propósito de que se cumpla: ayudar a muchos animales en peligro.

Como proteccionista del medio ambiente desea construir, con el apoyo de la administración municipal, un Centro de Bienestar Animal donde puedan recibir una atención integral todos los animalitos que están en las calles hasta llegar a la adopción. Así se evitaría que los continúen maltratando.

“He estado investigando en varias ciudades centros de Bienestar Animal y me he encontrado con personas maravillosas de un corazón enorme con las que he enriquecido mis conocimientos y con los cuales pretendo aportar mi granito de arena a este gran proyecto donde tendríamos la oportunidad de continuar con esta misión que me alimenta el alma y que me ha permitido llevar un mensaje a muchas personas que no son sensibles a este tema, pidiendo que de corazón siembren el verdadero respeto hacia los animales”, dijo Abuchaibe.

 

El trabajo social

Los anhelos de Dominique y el amor por ‘Alana’, ‘Luna’ y ‘Tito’ lo ha extendido a otros mininos y por eso viene trabajando desde hace varios años con el Voluntariado ‘Animar’, representado por Silvia Pumarejo y con la Fundación ‘Greenhouse Colombia’ liderada por Jacqueline González Argumedo.

Estas dos grandes mujeres reconocidas por esta labor, junto a otras personas que trabajan en silencio, rescatan, recuperan, albergan, esterilizan y dan en adopción, no solo a gaticos sino también a perritos en condición de abandono, una tarea que no es fácil pero muy gratificante para ellas, ya que lo hacen siempre con el corazón dispuesto.

 

“‘Alana’ y ‘Luna’ son maravillosas y especiales cada una a su estilo, hacen parte de la familia y nos han robado el corazón”.

 
Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co