¿Es bueno dormir con mi mascota?

Expertos coinciden en que sí podemos dormir con nuestra mascota, siempre y cuando tomemos ciertas medidas preventivas.

Si alguna vez te has preguntado si es bueno o no dormir con tu mascota, la respuesta es un rotundo ‘depende’. Expertos consultados por la Revista petLovers coinciden en la necesidad de tomar ciertas precauciones, principalmente de higiene e índole médico, tanto para el animal de compañía como para su tenedor.

Muchos amantes de las mascotas han creado un vínculo muy cercano con su perro o gato, llevándolos a dormir incluso ‘apapuchados’ toda la noche; otros prefieren que su mascota duerma a sus pies, y otros prefieren su espacio y solo les permiten dormir a lado de su cama.

Si les preguntamos a ese tipo de petlovers seguramente nos dirán que han dormido con su mascota por años y no han tenido ningún problema, sin embargo, médicos, veterinarios y expertos en comportamiento sugieren que se tomen medidas preventivas antes de decidir compartir cama o habitación con sus amados perros o gatos. 

 

LIMPIOS Y SALUDABLES

Para Yarey Sofía Torres, médico veterinario y zootecnista, es recomendable que una mascota duerma con una persona adulta “solo si tiene un control médico periódico, con un ciclo de vacunación y desparasitación completo y vigente, y exámenes de sangre de control con el fin de saber si incuban o no alguna enfermedad”.

Y agrega que “existen enfermedades zoonóticas y endémicas como las transmitidas por las garrapatas o pulgas, así como virales respiratorias, algunas de las cuales en su inicio pueden ser asintomáticas, por ejemplo, la Erlichia canis, Babesia sp, o Anaplasma. Por eso es fundamental que nuestra mascota tenga controles periódicos y estar vacunadas”.

Dager Gómez Plazas, educador en la tenencia responsable de mascotas y líder grupal, explicó a la Revista petLovers que dormir con una mascota depende de la buena higiene del animal. “Debemos tener paños húmedos especiales para limpiar las patas del perro o gato antes de montarlo a la cama, así como realizarle baños de acuerdo a la recomendación del veterinario. Es importante también cambiar las sábanas cada dos o tres días, y aplicar acaricidas en camas y muebles”.

Manifiesta que cuando sacamos a pasear a nuestro perro o dejamos salir un gato, ellos se suelen meterse en montecitos, juegan en tierra e incluso llegan a estar en lugares con suciedad, por ello es recomendable contar con productos que ayudan a la asepsia del animal. “Los machos también pueden en algunos casos segregar un líquido amarillento por su pene, que puede causar irritación en la piel del humano, por eso se recomienda la castración a temprana edad y así evitar este tipo de casos”, agrega Yesid Gómez.

 

¿Y LAS ALERGIAS?

Existen 366 especies de animales que pueden producir alergias en los seres humanos: los de pelo, como el perro, gato, caballo, vacas, etc; los de pluma, como las aves; los roedores, como ratón o rata; los reptiles, como iguanas y culebras. Esto es un indicador que los perros y gatos no son los más alergénicos, sino que por ser los más comunes en nuestros entorno, son los más conocidos por causar alergias.

“Las proteínas que producen alergia se encuentran en la caspa, el pelo, la saliva y la orina del perro o gato. Así que al estar en contacto con estos elementos, ya sea al dormir con la mascota o convivir con ella, podemos ser afectados. Cuando luego de practicarse exámenes especiales confirmamos que somos alérgicos al perro o gato, la recomendación general es no tenerlos en casa. Sabemos que es una decisión difícil para muchos debido al apego y afecto que sentimos, pero es necesario alejar la causa directa de la alergia, acompañado de medicamentos y vacuas antialérgicas”, comentó el médico alergólogo Rodolfo Jaller.

Indicó además que una persona puede no ser alérgico al gato o perro, pero sí a los ácaros. “Los animales pueden ser portadores de otros agentes alérgicos como los ácaros, ya que en ellos se acumula polvo al meterse debajo de las camas o muebles, o al estar en la calle y patios; así que al jugar o dormir con ellos nos puede afectar ese ácaro. En muchos casos se realiza un tratamiento por seis meses con vacunas y medicamentos, para posteriormente evaluar si hay tolerancia al alérgeno; si no hay mejoría, es recomendable no convivir con el animal”.

Tags:
Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe