Profilaxis, entre la higiene y el temor

La salud bucal es imperativa para que tu mascota luzca una dentadura limpia y saludable. A continuación explicamos de qué se trat.

La profilaxis dental es un procedimiento que se realiza con ultrasonido y, por lo general, no tarda más de 30 minutos. Es indispensable, tanto en perros como en gatos, realizarlo bajo anestesia general que causa temor en algunos propietarios, pero es importante realizar estudios sanguíneos previos para descartar cualquier riesgo anestésico.

A menudo el mal aliento (halitosis) es el primer signo que indica que un perro tiene una enfermedad dental.

En la fase inicial (gingivitis) hay signos de inflamación de las encías alrededor de los dientes afectados. Esto progresa a periodontitis, con una inflamación mayor de las encías, que aparecen de color rojo, hinchadas y dolorosas. Se forma sarro y cálculos sobre los dientes que, además de dificultar el comer, pueden hacer caer los dientes, formar abscesos y bacteriemia con difusión de infección a otros órganos (hígado, corazón, riñones), si no se aplica tratamiento.

Una vez diagnosticada la enfermedad el tratamiento deberá empezar cuanto antes para revertir la gingivitis. Una vez alcanzada la fase de periodontitis, los cambios no se pueden revertir por completo, pero se pueden controlar para evitar su progresión.

El elemento fundamental para el tratamiento es la eliminación mecánica de la placa y el sarro de los dientes afectados es por medio del ultrasonido. En casos más graves puede ser necesaria la intervención quirúrgica en conjunto con antibióticos; y si la enfermedad está avanzada quizá haya que extraer algunas piezas de dientes.

 

Anestesia ¿es necesaria?

 

Efectivamente, para hacer una buena limpieza dental, el paciente debe de ingresar a anestesia general, lógicamente, haciendo una previa valoración médica preanestésica. De esta forma el propietario entenderá que el riesgo de este procedimiento dental es mucho menor que el riesgo de efectos sistémicos de enfermedades periodontales no tratadas.

La anestesia tiene varios beneficios cuando se trata de procedimientos dentales, incluyendo: disminuir el estrés, controlar el dolor en la extracción dental, un examen completo de la boca, una mejor limpieza y la toma de RX si es necesario.

Si te sientes nervioso por anestesiar a tu perro o gato, como es el caso de la mayoría de las personas, especialmente de los dueños de mascotas de edad avanzada, deberías saber que en realidad es bastante seguro cuando la anestesia se realiza de acuerdo con los estándares actuales.

Un personal veterinario experimentado, capacitado y bien entrenado que sigue los estándares actuales de la práctica, puede anestesiar de forma segura a mascotas de edad avanzada y geriátrica, así como a mascotas con enfermedades sistémicas significativas.

Al utilizar el equipo de monitoreo anestésico más moderno, las mascotas pueden beneficiarse de los mismos diagnósticos que las personas que se someten a una anestesia. Asegúrate de consultar con tu veterinario acerca de cómo se realiza el procedimiento y sobre el período de recuperación de tu mascota.

 

Prevención: calidad dental

Un programa preventivo de salud oral consiste en una dieta adecuada, cepillado regular en casa y una limpieza dental periódica por parte del veterinario. La administración de pienso duro y seco en lugar de alimento blando y húmedo ayuda a prevenir la enfermedad.

Es importante acostumbrar a tu mascota al cepillo de dientes desde temprana edad y reportar al médico veterinario si tu mascota presenta mal aliento, sangrado o inflamación de las encías, pérdida del apetito o cualquier signo que pueda ser indicativo de una enfermedad de la cavidad oral.

 

¿Profilaxis con método alternativo?

La odontología sin anestesia está ganando popularidad entre los dueños de mascotas bien intencionados a quienes les da miedo anestesiar a su mascota o que no pueden pagar ese tipo de atención veterinaria profesional.

Quieren proporcionarles a sus mascotas cierta forma de cuidado oral, así que optan por limpiezas dentales sin anestesias, pero, desafortunadamente, las limpiezas sin anestesia son procedimientos puramente cosméticos que tratan únicamente las partes superficiales de los dientes.

Muchos profesionales se preguntan si los procedimientos de limpieza dental sin anestesia son negativos o positivos en el paciente. Una cosa que le preocupa a muchos veterinarios sobre el hecho de sólo raspar los dientes es que el hocico está lleno de vasos sanguíneos, que pueden mandar las bacterias orales al torrente sanguíneo y diseminarse a otros órganos. Por estas razones no recomiendo las limpiezas dentales sin anestesia.

Si tu mascota no tiene signos de gingivitis (enfermedad de las encías), tiene una leve acumulación de sarro en los dientes y un temperamento calmado, entonces podría ser candidato para una profilaxis dental sin anestesia, pero por los pocos beneficios que ésta da no es lo mas recomendable, ya que puede generarse una sensación de seguridad sobre el estado oral de la mascota que no es real.

 

 

 

 

 

 

 
El chocolate es bastante malo para los animales ya que contiene sustancias tóxicas para su cuerpo. En general, los episodios de intoxicación suelen ocurrir por ingesta accidental o por suministro directo de propietarios que ignoran la lista de alimentos y sustancias que pueden tener consecuencias adversas en los animales de compañía. 
 
El componente del chocolate al que los perros y gatos resultan extremadamente sensibles se llama teobromina, un tipo de sustancia que tiene efecto estimulante del sistema nervioso central y cardiovascular. 
 
Los humanos tenemos un rápido metabolismo de esta sustancia; sin embargo, los perros tienen un metabolismo bastante lento del compuesto, lo cual ocasiona que se acumule en el organismo hasta alcanzar niveles tóxicos.
 
Los signos pueden notarse entre las seis a doce horas después del consumo, dado que la teobromina se absorbe fácilmente por vía oral. Pueden variar de acuerdo con la dosis consumida, el peso del animal y el tipo de chocolate presente en la chocolatina. 
 
A dosis bajas se puede observar agitación, hiperactividad y problemas gastrointestinales como vómito y diarrea; Sin embargo, a dosis mayores el riesgo de problemas cardiovasculares se incrementa. También puede ocasionar convulsiones y edema pulmonar, que en conjunto podría llevar a la muerte del animal. 

Si la ingestión se detecta a tiempo, se acude de manera rápida al médico veterinario y se hace un tratamiento eficiente el paciente se puede recuperar. Por lo tanto,  ante el riesgo y sospecha de consumo de chocolate por parte de su mascota no dude en llamar o acudir al médico veterinario: ¡Ante las intoxicaciones el tiempo es oro!

Vía el tiempo.

 
Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe