‘Bongo’, el ángel guardián de Abril

Abril sufre de parálisis cerebral y su perro Labrador la acompaña durante todo el día, incluso cuando le hacen las terapias.

Su conexión va mucho más allá de las palabras. Solo con mirarse es suficiente para saber el profundo afecto que sienten el uno por el otro, y no es para menos porque desde la primera vez que se vieron, entendieron que serían inseparables.

‘Bongo’, un perro de raza Labrador, llegó al hogar de la familia Paredes Corro en Santa Marta por un deseo de Diego, el hijo menor de 8 años, pero al pasar los días se terminó transformando en el guardián de Abril, de 11 años.

“El año pasado estaba haciendo la gestión para tener un perro, pero quería uno pequeño, un Pug. Mi esposo Antonio Paredes averiguó que esta raza no era la más amigable para interactuar con mi hija por su parálisis cerebral. Entonces buscamos por Internet y nos dimos cuenta que el Labrador era el que más se ajustaba a nuestras necesidades”, comentó Ana Marcela Corro, madre de Abril y Diego.
 

La llegada

Algunos de los familiares de la familia tenían temor por la llegada de la mascota porque no sabían cómo podría reaccionar frente a Abril e incluso pensaron que podría morderla, pero su reacción fue tan positiva que ‘Bongo’ se ganó no solo un lugar en la familia sino el corazón de la pequeña.

“Dos meses antes de que llegara a casa decidimos encargarlo a una amiga de mi hermano que tenía una perra que tuvo una camada. En ese momento íbamos a quedarnos con una hembra, pero finalmente desistimos. Un mes después Diego empezó a pedirnos un perro y volvimos a contactar a la amiga de mi hermano y en esta ocasión fue mi esposo el que escogió a ‘Bongo’;  era el más calmado de todos y desde que pisó nuestro hogar se sintió muy apegado a Abril y ella fue la más feliz con su llegada”, afirmó Ana Marcela.
 

El protector

‘Bongo’ nunca ha sido entrenado, pero él se ha encargado de cuidar a Abril, le ha servido de estimulación e incluso la acompaña cuando le tienen que hacer las terapias.

“Él ha sido el angelito que me mandaron. Nunca le hemos dicho que esté a su lado, pero cuando ella está cerca no duda en buscarla. Gracias a ‘Bongo’ Abril está más activa, muy pendiente de él, si hace alguna pirueta entonces se ríe y entre más estimulación tenga, pues más le ayuda a su rehabilitación. Una vez ‘Bongo’ se metió a la habitación donde le hacen las terapias a Abril y yo intenté sacarlo y ella se molestó, entonces lo volví a ingresar y siempre se coloca cerca de la colchoneta donde la tratan”, aseguró la madre de Abril.
 

El deseo

Ha sido tan bueno el resultado que han obtenido de ‘Bongo’ que Ana Marcela y su esposo están pensando en tener otro perro de la raza Labrador.

“Quiero que sea labrador, que sea perra y de color negro. Esto es una adicción porque cuando tienes el primero pues quieres darle todo ese amor a otras mascotas. Lo que deseamos ahora es darle compañía a ‘Bongo’”, narró Ana Marcela.

 

“‘Bongo’ ha crecido tanto que cuando tenemos que transportar a la niña en su coche, él se encarga de jalarla de la pierna para que se pueda movilizar más rápido”.

 
Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co