Labrador Retriever, cobrador de corazones

Es una de las razas más inteligentes, cariñosas y populares del planeta. Este nadador por naturaleza sabe cómo ‘ sumergirse’ en el corazón de las multitudes y, por supuesto, de tu hogar.

 

Si quieres integrar un Labrador Retriever en tu aura familiar, es importante que primero investigues acerca de las características y el carácter de esta raza para que puedas darle la educación, el adiestramiento y los cuidados que estos ejemplares necesitan.  A continuación, hablaremos brevemente acerca del estándar de esta estirpe.

Es un ejemplar sumamente activo y de constitución fuerte, de cráneo grande, con pecho y costillas profundas y anchas; la región renal y los miembros posteriores son vastos y fuertes. Su trufa es amplia y con fosas nasales bien desarrolladas.

Hocico poderoso y delicado, tiene dientes fuertes con una perfecta y completa mordida en tijera, es decir, que la cara interna de los incisivos superiores está en contacto con la cara externa de los inferiores; estos se encuentran bien colocados en los maxilares. A pesar de esto el Labrador Retriever puede tomar un huevo de gallina entres sus mandíbulas sin resquebrajarlo.

Nadador innato

Esta raza se destaca por adorar el agua y por su agilidad tanto dentro como fuera de este elemento. Tiene el pecho con buena amplitud y profundidad. El pelaje también es una característica distintiva de la raza: es corto y denso sin ondulaciones o flecos. Según la FCI la sensación al tacto debe ser bastante dura. Además, tiene una capa de subpelo resistente al agua.

Su temperamento es excelente, sumamente amigable, leal, enérgico, adaptable y devoto compañero. Sumamente inteligente y con fuerte voluntad para complacer a su manada. No es agresivo, de hecho, es tan sociable que no se recomienda tenerlo como perro de guarda y protección, pero sí es utilizado como can de búsqueda o de rastreo tanto de estupefacientes como de personas desaparecidas.  

Sus ojos son de color castaño o avellana. Las orejas no son ni largas ni gruesas y deben colgar pegadas a la cabeza y tener una inserción bien hacia atrás.

Rutina y atención de cobrador

Como cualquier perro, el Labrador Retriever necesita paseos diarios y socialización con sus congéneres caninos. Es por ello que se recomiendan caminatas cotidianas para que pueda drenar toda esa energía que le caracteriza. De igual manera se exhorta a comprarle juguetes para cuando esté en casa.

Debes bañarlo cada mes y medio y cepillarlo por lo menos dos veces a la semana para evitar cualquier tipo de parasito externo y para que su pelaje se mantenga brilloso. Acerca de las afecciones, la más común son la displasia de cadera, como todo perro de talla mediana a grande.

Es importante educarlo de forma adecuada por lo que se debe adiestrar desde su etapa de cachorro. Estos comandos u órdenes no solo ayudarán en la seguridad de su ‘perronalidad’ sino también creará y afianzará el vínculo con su amo y círculo familiar o de manada. Por ser sumamente inteligente jamás estará de más estimularlo con actividades de todo tipo algo que no será problema para el amo, pues adoran los juegos y la diversión.

 

Ficha técnica

Origen: Gran Bretaña (colocar bandera)

Talla: macho 57cm hasta la cruz. Hembra 56cm hasta la cruz.

Peso: de 25 Kg a 45 Kg

Color: negro, amarillo o chocolate. El color amarillo varía desde crema claro al rojo del zorro.

Longevidad: de 10 a 12 años.

Carácter: inteligente, leal, complaciente, cariñoso, sociable, activo.

 
El chocolate es bastante malo para los animales ya que contiene sustancias tóxicas para su cuerpo. En general, los episodios de intoxicación suelen ocurrir por ingesta accidental o por suministro directo de propietarios que ignoran la lista de alimentos y sustancias que pueden tener consecuencias adversas en los animales de compañía. 
 
El componente del chocolate al que los perros y gatos resultan extremadamente sensibles se llama teobromina, un tipo de sustancia que tiene efecto estimulante del sistema nervioso central y cardiovascular. 
 
Los humanos tenemos un rápido metabolismo de esta sustancia; sin embargo, los perros tienen un metabolismo bastante lento del compuesto, lo cual ocasiona que se acumule en el organismo hasta alcanzar niveles tóxicos.
 
Los signos pueden notarse entre las seis a doce horas después del consumo, dado que la teobromina se absorbe fácilmente por vía oral. Pueden variar de acuerdo con la dosis consumida, el peso del animal y el tipo de chocolate presente en la chocolatina. 
 
A dosis bajas se puede observar agitación, hiperactividad y problemas gastrointestinales como vómito y diarrea; Sin embargo, a dosis mayores el riesgo de problemas cardiovasculares se incrementa. También puede ocasionar convulsiones y edema pulmonar, que en conjunto podría llevar a la muerte del animal. 

Si la ingestión se detecta a tiempo, se acude de manera rápida al médico veterinario y se hace un tratamiento eficiente el paciente se puede recuperar. Por lo tanto,  ante el riesgo y sospecha de consumo de chocolate por parte de su mascota no dude en llamar o acudir al médico veterinario: ¡Ante las intoxicaciones el tiempo es oro!

Vía el tiempo.

 
Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe