El aviario más grande de América, es nuestro Colombia

El Aviario Nacional de Colombia está ubicado en Barú, Cartagena, abierto al público. Se caracteriza por conservar la avifauna, crear conciencia ambiental y exhibir aves nativas y exóticas...

Cruzando el Canal del Dique por el puente Campo Elías Terán, a 45 minutos de Cartagena, rodeado por el mar turquesa de Barú, está el Aviario Nacional de Colombia. Fue fundado hace 4 años y hoy alberga más de 170 de especies diferentes de aves. El aviario cuenta con 7 hectáreas y 2000 aves, volando, chapoteando, construyendo nidos, o cantando, y es el más grande de todo el continente y el sexto en el mundo.

De esas 7 hectáreas hay 3 ecosistemas diferentes: selva húmeda tropical, desierto y litorales; espacios adaptados para resguardar diferentes tipos de aves e incluso para que puedan reproducirse y así alejar a las especies de una posible extinción. En la entrada, camina un pavo real que hace alarde de sus plumas azules y verdes. Realmente hipnotizan. Los visitantes —300 a la semana— realizan un recorrido de dos horas y al final, una exhibición llamada ‘Aves al vuelo’.

En la zona húmeda tropical reinan los colores de las aves más inteligentes del mundo: guacamayos y loros. El guía señala a la guacamaya que ellos llaman ‘Bandera’. Antes de que alguien se le ocurriera usar el amarillo, el azul y el rojo en una bandera, la naturaleza se adelantó y hasta le dio alas. En el aviario los guacamayos son modelos; los flashes aclaman su belleza.

Las aves que están en el aviario, cuenta el guía y biólogo Andrés Merizalde, son incautadas por las autoridades ambientales. La tenencia doméstica es ilegal y en este sitio, además de exhibir, conservan la avifauna. Un ejemplo de eso es ‘Tairona’, un polluelo de las dos estrellas del aviario: una hembra y un macho de la especie Cóndor Andino. Nació el 30 de abril de 2019 y será liberado en los próximos 6 meses. El Cóndor está en peligro de extinción.

Además de aves nativas, están las que pertenecen a otras partes del mundo. Es el caso de la Guacamaya Blanca, de Indonesia, o las brasileñas: Cotorritas del Sol, llamadas así por el intenso amarillo de su plumaje. El recorrido tiene un solo sendero con muchas aves en su camino. Al final, los expertos del aviario dan muestra de las maravillosas habilidades de estos animales. El Águila Arpía, símbolo de la Fuerza Aérea Nacional, cierra el espectáculo de aves al vuelo con su rapidez: 170 kilómetros por hora. La entrada al Aviario Nacional cuesta $45.000 por persona y es para todas las edades.

 

 

 

 

Tags:
Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co