María Gabriela Mejía Escalando peldaños con el apoyo de ‘Bella’

La primera raqueta del Atlántico en la categoría 12 a 14 años nos compartió cómo sus mascotas – primero una Golden Retriever y ahora una Shitzu- han marcado e impulsado su vida...

Cuando a sus 9 años de edad María Gabriela Mejía le dijo a sus padres que quería practicar el Tenis, no imaginaron que esa afición se convertiría en un propósito de vida para su hija quien hoy, a sus 13 años de edad, es la primera raqueta del Departamento del Atlántico en la categoría de 12 a 14 años, compitiendo ya a nivel suramericano con muy buenos resultados.

Esa pequeña que hace apenas cuatro años iniciaba dando golpes con su raqueta, es considerada hoy por sus entrenadores como una campeona en ciernes, quien gracias a su tenacidad, inteligencia y fácil aprendizaje se convierte día a día en una futura tenista profesional.

Y cumplir su propósito de vida no es una tarea fácil para ‘Gaby’, como la llaman sus familiares y amigos. Su jornada inicia muy temprano para ir a sus estudios de octavo grado en el colegio Los Corales, y luego realiza sus prácticas de tenis durante 4 ó 5 horas, para regresar a casa a hacer tareas y estudiar. Una disciplina diaria que le apasiona y realiza con todo su empeño.

“No es una rutina sencilla, requiere de mucha constancia y amor por lo que haces, pero cuento con todo el apoyo de mi familia, mi colegio y compañeros de estudio. Mi sueño es ser tenista profesional y trabajo cada día para mejorar de manera integral en mi juego”, reveló a la revista petLovers Caribe María Gabriela, en un receso durante su práctica semanal.

 

Amor por las mascotas

Con una tranquilidad que asombra y una mirada llena de amor, ‘Bella’, una Shitzu de dos años de edad, acompaña a María Gabriela casi todos los días en su práctica deportiva, llenando un vacío que dejó ‘Stefanie’, una Golden Retriever que estuvo con ella desde su nacimiento y hasta sus 11 primeros años.

“Perder a ‘Stefanie’ fue muy duro, crecimos juntas y compartimos momentos muy especiales, me acostaba sobre ella y éramos las mejores amigas. Pero doy gracias a mis abuelos maternos  que me regalaron a ‘Bella’ y pude llenar ese vacío que tenía en el corazón; ella se parece mucho a ‘Stefanie’ en su ternura, fidelidad y amor que me da”, nos confiesa emocionada.

Y nos revela que “la compañía de una mascota es lo máximo, los perros son muy fieles: cuando estás triste te consuelan o te alegran el día cuando llegas muy cansado. ‘Bella’ se ha convertido en otra hermanita para mí, incluso dormimos juntas”. Justo en ese momento nos interrumpe la entrevista su hermana María Josse de 5 años de edad, quien con un gran beso y abrazo dice a ‘Gaby’ ¡te amo! Y también a ‘Bella’, mostrando el corazón petlover de toda la familia.

Y es que ‘Bella’ ha sido un rayo de luz para todos en su casa, convirtiéndose en la consentida. “Le encanta que la llevemos a la peluquería a bañarse, le cepillen su hermoso pelo y le hagan la keratina cada quince días. Es para nosotros la princesa de la casa”, nos cuenta María Consuelo Arenas, mamá de María Gabriela y quien junto a su esposo la animan y apoyan en alcanzar sus sueños.

 

El tenis, un estilo de vida

María Gabriela nos explica que el llamado ‘Deporte blanco’ enseña muchas cosas para la vida como “fortalecer el carácter al tener que defender la posición con el juez del partido en la disputa de un punto, así como también a mejorar la concentración, ya que durante un partido se debe estar atento sólo a lo que pase en la cancha, olvidarte de lo que ocurre o dicen a tu alrededor y dejar afuera los problemas que tengas en casa o la escuela”.

Y agrega que le ha enseñado a reponerse de las adversidades de forma rápida, ya que “si pierdes un punto debes dejarlo atrás inmediatamente, aprender del error y continuar el partido porque cada jugada es diferente. Soy de un temperamento tranquilo y eso me ha ayudado porque en los partidos hay que ser muy inteligente y tomar buenas decisiones con mucha calma para dar golpes acertados”.

Para su entrenador Oneider Movilla “hay personas que nacen con el talento para moverse en la cancha y manejar la raqueta, pero lo fundamental es tener la capacidad de aprender y captar las indicaciones de forma rápida, ser muy constante y tener mucha disciplina, y todo esto lo tiene María Gabriela”.

‘Gaby’ sostiene que siempre trabaja para mejorar todo en su juego. ”Las derrotas y victorias son peldaños para alcanzar la meta, es decir, no  hay que entristecerse tanto cuando se pierde, ni cegarse con las victorias. Los partidos o torneos perdidos deben verse siempre como una ganancia, ya que te permiten identificar en lo que fallaste y así puedas mejorar; y las victorias son todas especiales porque de ellas aprendes mucho al tener que pasar dificultades para ganar”.

 

 

 

 
El chocolate es bastante malo para los animales ya que contiene sustancias tóxicas para su cuerpo. En general, los episodios de intoxicación suelen ocurrir por ingesta accidental o por suministro directo de propietarios que ignoran la lista de alimentos y sustancias que pueden tener consecuencias adversas en los animales de compañía. 
 
El componente del chocolate al que los perros y gatos resultan extremadamente sensibles se llama teobromina, un tipo de sustancia que tiene efecto estimulante del sistema nervioso central y cardiovascular. 
 
Los humanos tenemos un rápido metabolismo de esta sustancia; sin embargo, los perros tienen un metabolismo bastante lento del compuesto, lo cual ocasiona que se acumule en el organismo hasta alcanzar niveles tóxicos.
 
Los signos pueden notarse entre las seis a doce horas después del consumo, dado que la teobromina se absorbe fácilmente por vía oral. Pueden variar de acuerdo con la dosis consumida, el peso del animal y el tipo de chocolate presente en la chocolatina. 
 
A dosis bajas se puede observar agitación, hiperactividad y problemas gastrointestinales como vómito y diarrea; Sin embargo, a dosis mayores el riesgo de problemas cardiovasculares se incrementa. También puede ocasionar convulsiones y edema pulmonar, que en conjunto podría llevar a la muerte del animal. 

Si la ingestión se detecta a tiempo, se acude de manera rápida al médico veterinario y se hace un tratamiento eficiente el paciente se puede recuperar. Por lo tanto,  ante el riesgo y sospecha de consumo de chocolate por parte de su mascota no dude en llamar o acudir al médico veterinario: ¡Ante las intoxicaciones el tiempo es oro!

Vía el tiempo.

 
petFamily
  • Karla Mejía y Patricia González

    Karla Mejía y Patricia González

  • Israel Canchila

    Israel Canchila

  • Santiago Aular y Jessica Sánchez

    Santiago Aular y Jessica Sánchez

  • Julieth Monterrosa Lafaurie y Kim Solano Hernández

    Julieth Monterrosa Lafaurie y Kim Solano Hernández

  • Dilan y Leila Osío

    Dilan y Leila Osío

Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe