¿Homeopatía para las mascotas? Una alternativa saludable

La homeopatía es un sistema de curación científico que estimula la capacidad de reacción del individuo frente a la enfermedad, restableciendo el equilibrio biológico perturbado. En el caso de los animales, la homeopatía veterinaria trata las causas de la enfermedad y promueve la salud y el vigor de los animales, fortaleciendo los mecanismos de defensa y los procesos de recuperación.

El fundador de esta terapéutica, Samuel Hahnemann, era médico y, aunque desarrolló la homeopatía para seres humanos, recomendó públicamente la realización de patogenesias (conjunto de síntomas que puede curar un determinado medicamento homeopático administrado correctamente) en animales. Hahnemann probó la homeopatía en su propio caballo, afectado de una patología ocular y al que consiguió curar. Posteriormente en 1831, el veterinario Guillaume Lux trató diversas afecciones en el ganado vacuno y en caballos utilizando remedios homeopáticos.

Desde entonces, la homeopatía veterinaria ha ido desarrollándose y se ha comprobado su eficacia en pequeños animales, caballos, animales de granja, animales salvajes en cautividad e incluso en piscifactorías. La revista petLovers Caribe consultó al Médico Veterinario Carlos Serna, un manizalita radicado hace 12 años en Barranquilla y que prefiere tratar a las mascotas (perros y gatos) con medicamentos homeopáticos, porque ha estado de ambos lados y ha visto los resultados tanto con la medicina clásica como con la natural.

“Trabajé 10 años en la industria farmacéutica y paralelamente atendía consulta clínica. Me di cuenta de que ese tipo de medicamentos no solucionaba las enfermedades de mis pacientes, sino que suprimía los síntomas y por lo tanto no había una verdadera curación. En la homeopatía encontré la verdadera opción de curar, pero se debe tener cuidado con las dosis; es un mito que los remedios naturales no causan efectos secundarios. Hasta el agua se puede volver tóxica si no tomamos las cantidades adecuadas. Pero los efectos nunca serán tan graves como los causantes por la medicina química”, explica. 

EL BENEFICIO DE LO NATURAL

Según el doctor Serna, los medicamentos homeopáticos contienen sustancias de los tres reinos: mineral, animal y vegetal, que son diluidas bajo ciertos procesos para poder ser aplicadas en forma de glóbulos (pequeñas pastillas), gotas, tabletas o polvos. Así mismo, una de las maneras más tradicionales y eficaces de aprovechar las propiedades de las plantas medicinales es mediante las tinturas madres, que se obtienen después de dejar macerar la parte más aprovechable de la planta durante días en alcohol y agua.

El doctor Serna afirma que estas tinturas se utilizan como productos tópicos para curar heridas externas, limpiar los ojos, oídos y boca de las mascotas. Pueden ser de árnica (pertenece a la familia botánica de las Asteraceae, igual que la manzanilla y la caléndula) o berberis ideal para el sistema digestivo, entre muchas otras.

“En la homeopatía no hablamos de enfermedades sino de enfermos. Si un perro tiene artrosis no se analizan sólo los síntomas característicos, sino los síntomas de cada individuo, porque el medicamento se escoge a partir de una cuadro global en el que lo más importante son las manifestaciones emocionales (rabia, temor, pena, celos, etc.), porque lo emocional tiene todo que ver con las enfermedades. Las excepciones son los accidentes, las picaduras, las intoxicaciones, etc. que se presentan por factores externos, y en los cuales obviamente no tendrá mayor trascendencia el sentir de cada paciente”, comenta.

Es por esta razón que la consulta es de gran importancia ya que el médico homeópata tiene en cuenta todos los síntomas mentales y emocionales, además de los físicos. Para esto, la observación y el relato adecuado por parte del propietario o cuidadores es clave. Debe conocer muy bien al animal.

CURA EMOCIONAL Y FÍSICA

Las afecciones emocionales se reflejan en el cuerpo físico y los medicamentos homeopáticos bien elegidos tratan básicamente la parte emocional, lo cual se verá reflejado en la parte física del paciente. Son procesos que requieren algunas veces de cierta paciencia, pero cortan el problema de raíz en vez de generar la supresión de los síntomas, lo cual conlleva a nuevos problemas de salud.

“La duración del tratamiento depende de la cronicidad del proceso. En casos agudos trabaja muy rápido, en algunas situaciones incluso más rápido que los medicamentos alopáticos; si es crónico se toma más tiempo, pues primero se lleva a cabo una desintoxicación del organismo y luego sí viene el proceso de curación. Por esa razón lo ideal es que la homeopatía no sea tomada como la última opción, después de que los tratamientos químicos han fallado, sino como la verdadera curación, la solución definitiva".

Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2019 Revista PetLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe